BOTOX

 Esta sencilla, cómoda y avanzada técnica estética consiste en la paralización parcial de un músculo mediante la inyección de toxina botulínica, también conocida como Botox.

Su objetivo es suavizar las arrugas de expresión mientras dura la acción del agente, lo que suele ser en cuatro o seis meses. Pasado este periodo, el paciente puede volver a repetir el procedimiento cuantas veces desee.

 

El relleno con toxina botulínica se suele realizar a partir de los 30 años. El procedimiento dura entre 15 a 20 minutos. No requiere anestesia. Es ambulatorio y no tiene cuidados post operatorios.